29 de mayo de 2009

Sueño


Sueño con tu mirada
con esos ojos oscuros
que nunca revelaron nada
que nunca me mintieron
que nunca
serán mios. Sueño
con tu jaula dorada
esa habitación que te posee
como nunca te voy a poseer.
Sueño con mis regalos,
partes de mi cuerpo que envié para tenerte,
y que perdieron el contacto.
Sueño 
con las cartas que te envío
sin obtener respuesta.
Sueño con tu cuerpo
con tus dedos al pasar una página,
con tu pelo al enredarse en la mañana
con tu boca cuando estás callada.
Sueño con los sueños
porque la realidad se me quedó pequeña.
Sueño con imposibles
porque no puedes ser de otra manera.

21 de mayo de 2009

Para Alisea


Si Peter Pan viniera a buscarme una noche azul, 
que me sorprenda a oscuras. Por favor, que no dé la luz, 
no vaya a descubrir que suelo mentir 
cuando juro ser aún ese niño. 
Quién le va a contar que la gran ciudad 
no dejó ninguno ninguno, ni uno vivo.

Estrellas fugaces, mi más breve instante, respiran el humo, 
escuchan el mudo rumor que nace en sus vientres. 
Fueron arrojados al acantilado 
de la cruel favela, 
huyen de las hienas, de escuadrones de la muerte.

Si Peter Pan viniera a buscarme una noche azul, 
que se extingan los soles, ¿dónde diablos te esconderás tú? 
Mowgly coserá botas en Ceilán, 
no escuchará rugir de noche a Bagheera. 
Tom Sawyer reirá tras el humo del crack 
si en esta redada logra salvar la vida.

Si Peter Pan viniera a buscarme una noche azul, 
que nos sorprenda a oscuras, por favor apaga la luz. 
Si quieres evitar que en la tempestad 
le queme la fiebre de niños ancianos. 
Quién le hará entender que al amanecer 
cierran con grilletes sus ojos cansados.

Niños que perdí, a los que mentí, 
gritan a lo lejos, arañan el hielo de la luz de la mañana. 
Niños con espinas, con cuencas vacías, 
que te lanzan piedras, 
tiñen las sirenas de todas las ambulancias.

Ismael Serrano



18 de mayo de 2009

Memorándum 2


Quince extinguir siempre la pena
Dieciséis amar aunque te duela
Diecisiete abrazar a quien lo pida

Dieciocho no dañar a quien te quiera
Diecinueve emborracharse de la vida
Veinte no abandonar jamás la partida

Ventiuno perseguir la oportunidad
Veintidós no envejecer en la espera
Veintitrés los sueños se hacen realidad

Veinticuatro esperar poco, darlo todo
Veinticinco disfrutar la libertad
Veintiséis procurar no luchar solo

Veintisiete combatir con la verdad
Veintiocho sonreír... a pesar de todo


Por el maestro Benedetti


Táctica y estrategia

Hoy ha muerto un mito, una de esas pocas luces que iluminaban aún en estos tiempos el frágil mundo de la poesía. Hoy nos ha dejado un ídolo, que se acaba de convertir en leyenda.


Mi táctica es
mirarte
aprender como sos
quererte como sos.

Mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible.

Mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos.

Mi táctica es
ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos
simulacros
para que entre los dos

no haya telón
ni abismos.

Mi estrategia es
en cambio
más profunda y más
simple.

Mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
por fin me necesites.


Mario Benedetti, D.E.P.


14 de mayo de 2009



Quiero volver a pasear junto a ti.
Junto a aquellas murallas, bajo el mismo sol,
refugiados en la sombra de algún muro
mientras decidimos hacia dónde ir...


















...te echo de menos

12 de mayo de 2009

Días confusos



¿Qué haces cuando sientes que no estás en tu sitio? Cuando sientes que has nacido más de un siglo después de lo que te correspondía, cuando ya no quedan románticos ni bohemios, cuando sólo te comprendes a ti mismo mientras ves una colorida película francesa, ¿qué haces? Cuando incluso en una de esas tontas películas, intentan convencerte de que no son buenos tiempos para los soñadores…

¿Qué haces cuando todo lo que sabes hacer no es suficiente? Cuando te das cuenta de que aprendiste a luchar por algo que no existe, cuando sientes que todo tu esfuerzo te lleva a cosas que los demás no ven, que nadie siente ya, que es inútil… y comprendes que no estás preparado para ésas otras cosas que ellos llaman “importantes”. ¿Qué haces cuando tu mundo es tan distinto al de ahí afuera? 

¿Cómo puedes seguir luchando, si sabes que tus armas están hechas para otro tipo de batallas? ¿Qué haces cuando sientes la impotencia de gritar en una octava que nadie puede oír? Cuando cada sonido que emites viaja a esas frecuencias que sólo pueden escuchar en sueños, los que nunca quieren soñar…

¿Qué haces cuando sientes que no puedes hacer nada, a pesar de saber, que tienes más ganas que nadie?

Making

1 de mayo de 2009

Carta de Don Quijote a Dulcinea




Soberana y alta señora:

El herido de punta de ausencia, y el llagado de las telas del corazón, dulcísima Dulcinea del Toboso, te envía la salud que él no tiene. Si tu fermosura me desprecia, si tu valor no es en mi pro, si tus desdenes son en mi afincamiento, maguer que yo sea asaz de sufrido, mal podré sostenerme en esta cuita, que además de ser fuerte es muy duradera. Mi buen escudero Sancho te dará entera relación, ¡oh bella ingrata, amada enemiga mía!, del modo que por tu causa quedo. Si gustares de socorrerme, tuyo soy; y si no, haz lo que te viniere en gusto, que con acabar mi vida habré satisfecho a tu crueldad y a mi deseo.

Tuyo hasta la muerte,

El caballero de la triste figura



Miguel de Cervantes


Abrazado a la tristeza

video