25 de julio de 2009

Cadenus and Vanessa


Un dato curioso. En 1713, Jonathan Swift (autor de Los Viajes de Gulliver), escribió la obra "Cadenus and Vanessa", en la que expresa sus sentimientos hacia su amiga Esther Vanhormrigt.

Para no ponerle el nombre auténtico, lo que hizo fue lo siguiente: fusionó la primera sílaba del apellido con la primera sílaba de Esther y después le añadió el sufijo -sa. Resultado: Vanessa. Quien se llama así, suele celebrar el santo por Santa Esther: 8 diciembre o el 1 de noviembre (día de todos los santos).

Este nombre (o su variante española, Vanesa), es inventado por el célebre escritor y no pertenece a ninguna santa. No hubo Vanessas anteriores.


He aquí un ejemplo:



PD: Para leer el poema de Swift, pulsa aquí.


2 comentarios:

M dijo...

Buena historia, no tenía ni idea... Pero cuando he abierto el link casi me da un paro. No me creo que ni tú lo hayas leído entero!

nessa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.