21 de febrero de 2009

Quéjate, si puedes.


Quéjate, si puedes, de mi poesía,
cúmulo de palabras y suspiros
que te guardo para el frío, como abrigo.
Quéjate, de que te quiero todavía.

De que no saldrás jamás de esta vida
en la que sólo sabré ser tu amigo,
mientras vivo en la siguiente, contigo.
Quéjate, de que no cierro la herida.

Porque sigue siendo tuyo mi corazón,
por todo lo que te ofrezco, sin tener,
mi fe, mi vida, mi ser, mi razón.

Por ser en mi mundo la única mujer,
y haber hecho del resto comparación.
Por quererte, si puedes, quéjate.

2 comentarios:

Bel dijo...

rafa es genial, de veras...

Rafa dijo...

Gracias Belén!! Eres la mejor